20 de noviembre de 2017

Delta

Hace ya unos meses, en julio, Isis se encontró, rondando cerca de casa una galguita abandonada a la que pudo coger.

Desde el principio estuvimos buscándole casa, ya que pensamos que nuestra madriguera no es lo más apropiado para un galgo: Nos vamos muchos fines de semana a pasar frío y nuestro ritmo de vida no es lo que más les guste...

Al principio parece que hubo algunas personas interesadas en ella, pero todo se quedó en agua de borrajas, así que Delta Connor, ese era el nombre que le pusimos (sí, tiene una explicación), seguía con nosotros.

Llegó el momento de empezar a entrenar, y para dejarla tumbada en el sofá, me díje: "Me la llevo y si quiere correr con los chicos, pues bien, y si no, pues al sofá"


Y, aunque un poco despistada al principio, aguantaba corriendo con todo el equipo, y tirando algunos ratillos... Evidentemente, no es el mejor perro de tiro del mundo. Cuando llevabamos unos kilómetros se aburría y dejaba de tirar. Eso sí, cuando pasábamos por alguna zona "conejil" se animaba y tiraba como el mejor de los alaskan husky.

Como no molestaba, y así hacía ejercicio, decidimos que siguiera entrenando con todos.



El tiempo pasaba y no encontrábamos una morada mejor para Delta, así que Isis se puso en contacto con SOS Galgos.En principio iba a ir a una casa de acogida, pero le han encontrado una nueva casa enseguida.

Así que el otro día, cogiendo vacaciones en el curro, hicimos un viaje relámpago a Esplugues de Llobregat, donde tiene su sede esta asociación, y la hemos dejado para que pueda vivir pronto con sus nuevos responsables.

Nos hemos quedado un poco tristes... pero pensamos que es lo mejor para ella.

Luego, aprovechando que teníamos algo de tiempo libre, nos hemos acercado hasta Sitges, a una playa para perros en donde, a pesar de ser noviembre, nos hemos remojado un poquillo con Artron y Tardis, que nos han acompañado en este viaje improvisado.



Esperamos que Delta tenga una vida feliz. Es una perrilla encantadora y se lo merece.


Seguir leyendo... »

13 de noviembre de 2017

Permutaciones...

A pesar de lo desordenado que soy, para algunas cosas demuestro ser bastante cuadriculado. Sobre todo en lo que se refiere a los entrenamientos con los perretes.

Por otro lado, en lo tocante al mushing, tengo algunas manías, rayando en la obsesión. Una es que pienso, como hice público hace tiempo en la entrada de este blog "Cualquiera puede cocinar", que un buen perro de tiro puede proceder de los orígenes más insospechados.

Otra manía es que creo que todos los perros pueden correr en cualquier posición en el tiro, incluso de líder, y que debemos esforzarnos en que así sea. No digo que todos los perros sean igual de buenos líderes. Hay perros más centrados, más inteligentes y más obedientes. Pero sí que todos deberían poder hacerlo, mejor o peor.

Si lo conseguimos, nos aseguraremos de no quedarnos nunca sin un buen líder debido a una lesión, o cualquier otra circunstancia. Además, de este modo, será más fácil motivar a los perros, evitar lesiones por repetición de movimientos y otros problemas como el "crabbing". Por no hablar del desgaste mental que provoca liderar al equipo.

Por eso, los canes de nuestro equipo rotan siempre en cada entrenamiento, y por eso, utilizo una hoja de cálculo y una app en el móvil para intentar que todos vayan en todas las posiciones.


Llevo unos días intentando crear un patrón para no repetir posición en el tiro (líder, swing, team, wheel), ni lado, ni compañero... y me estoy volviendo un poco loco, ya que la cantidad de posibilidades que hay es casi infinita.

Al final, recordando las clases de matemáticas del instituto, he calculado las diferentes combinaciones que hay para situar a mi equipo en el tiro. La fórmula, permutaciones de 8 elementos, tomados de 8 en 8. Es decir, el factorial de 8.

8! = 8 x 7 x 6 x 5 x 4 x 3 x 2 x 1 = 40.320

Exacto, para un equipo de 8 perros, en el que cualquiera de ellos pueda ir en cualquier posición, hay cuarenta mil trescientas veinte posibilidades distintas.

Lo que más me perturba es que, después de haber conseguido decidir, de entre todas esas posibilidades, cual es la que quiero para un entrenamiento, Acme, que no puede estarse quieta en la salida, salta por encima de su compañero y se pone al otro lado. ¡Toda la preparación al garete!

Acme, toda una revolucionaria
Menos mal que tengo unos perros estupendos, que corren bien en cualquier posición, y que tienen muchas, muchas ganas de trabajar.

Por si alguien quiere un poco más de literatura acerca de las matemáticas aplicadas al mushing, aquí va este enlace a un artículo en la web de la Yukon Quest. Esclarecedor a la vez que divertido.

¡Nos vemos por los caminos!

Seguir leyendo... »

12 de agosto de 2017

Una vez más... ¡empezamos!

Normalmente por estas tierras, hay unos días, sobre la segunda o tercera semana de agosto, en que por las mañanas hace el suficiente fresquito... Como ya lo sabemos, estamos pendientes de las temperaturas, para ver si podemos aprovechar para hacer la primera toma de contacto de lo que será la temporada.

Por eso, esta madrugada el despertador ha sonado a las cinco y cuarto. No sin cierta pereza hemos despertado e hidratado a los perretes. Luego hemos cogido arneses, frontales, agua y hemos subido todos a la furgo.

En vez de salir desde casa, nos hemos ido un par de kilómetros, para no molestar a los vecinos que pasan el verano en el pueblo.

Y hemos arrancado. Han sido cuatro kilómetros y medio, con una parada para ver qué tal ibamos (y hacer unas fotos), y otras dos o otres para desenredar a Miette, que es un nervio y empieza a rotar sobre sí misma, revolviendolo todo.

El equipo, descansando

Miette, que esta chalada, y Tardis
Uhu y el "pequeño" Artron


A Acme le ha tocado hoy solica
Bwca y Glück


Una vez terminado el entranmiento
Luego, ya en casa, desayuno, después de haber descansado un poco, siesta y relajación. ¡Reina la calma en la cueva después de entrenar!

Glück siesteando...que gusto verlos tan tranquilos
Dentro de un rato me tocará a mí echar una siesta. A ver si encontramos una peli "tostón" y me quedo frito después de comer...

Con un poco de suerte, mañana aprovechamos para dar otra vuelta. A ver si las temperaturas nos dejan...

Seguir leyendo... »